A todos nos gusta viajar para ver lugares que nos sorprendan, ello conlleva un desembolso económico importante, pero ¿y si les digo que pueden ser turistas en su propia localidad?

Simplemente necesitarán ver las cosas de forma distinta, cambiando el punto de vista, buscando otros horarios y fijándose bien en lo que tienen delante. Déjense sorprender.